miércoles, 9 de noviembre de 2011

Querubines celebrando el Bicentenario de la Libertad



 Obra:            Querubines celebrando el Bicentenario de la Libertad
 Autor:           AlejandrinaUB (Alejandrina Uribe-Betancourt)
 Medidas:     120 x 100 cts.
Técnica:       Mixta: Acrílico, creyón  y papel sobre lienzo
 Fecha:          13 de junio de 2011


En el Marco del Bicentenario del 5 de julio de 1811, fecha de la Firma del Acta de la Independencia de Venezuela y tomando como punto de partida para mi obra el emblemático cuadro que recoge ese momento histórico y que es tan conocido es en los libros de historia de mi época de la escuela primaria, decidí recrear ese momento histórico bajo la alegoría de una fiesta celestial donde los querubines celebran el Bicentenario de aquella gesta libertadora que marcó el nacimiento de Venezuela como un país libre, y cuya victoria es reconocida también en el cielo.

Este trabajo tiene los elementos característicos de mi pintura, (lo popular, lo religioso y el colorido cálido de nuestra cultura latinoamericana que vive en mis cuadros).
Investigando para este cuadro descubrí que un cometa pasó en Francia en 1811 y ese año la señora Cliquot (quien ya era viuda y hacía conocer su champaña como “La Veuve Cliquot”) tuvo una excelente cosecha en sus viñedos e inició sus exportaciones de champagne a Rusia, de ahí que el año 1811 es de gran significación para esta firma francesa.


Descubrir este dato, me apreció una coincidencia fascinante no sólo para justificar la presencia de la champaña como la bebida para celebrar tan valioso hecho heroico en nuestro país, sino porque a su vez, es Francia el país que con su revolución inspiró nuestra libertad del yugo español. Entonces, ¿cómo no celebrar el Bicentenario con una botella de Champagne? La etiqueta de botella de champagne tiene el cuadro de Tovar y Tovar que reproduce la firma del Acta de Independencia. La misma dice GRAN RESERVA DE LA LIBERTAD (arriba) y Cosecha del Bicentenario del 5 de julio de 1811 (abajo).

Y antes de finalizar debo decir que para el querubín mayor rubio de ojos azules que sostiene la botella me inspiré en mi muy querido amigo Daniel Samper Pizano, en una foto de él cuando tenía 2 años, pues él con su sonrisa de ángel era un dulce presagio que con el tiempo ese niño de Bogotá sería no solo un gran periodista y escritor sino además, uno de los grandes maestros del humor de la literatura latinaomericana.  Debo confesar, Daniel es el humor y la alegría cotidiana en persona, es imposible no reír cuando se está junto a él, entonces:  ¿Cómo no iba yo a incluirlo en un ócuadro que es festivo y pleno de significado?

Mi cuadro se titula  "Querubines celebrando el Bicentenario de la Libertad" y es con este trabajo festivo, ingenuo y pleno de colorido con el que yo rindo mi particular homenaje como venezolana y artista plástica a esta fecha, que fue el punto de partida de la conquista de nuestra libertad. Gran legado de nuestros antepasados y que ahora  nosotros como venezolanos debemos mantener y defender a todo a costa.

AlejandrinaUB






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada