miércoles, 21 de diciembre de 2011

Bienvenidos



Bienvenidos y gracias por visitarme:

Yo soy Alejandrina María Uribe-Betancourt (AlejandrinaUB),  yo nací en Maracaibo, ciudad que es la cuna del petróleo en Venezuela y es llamada “La tierra del sol amada” por su temperatura de 40 grados centígrados todo el año. En Maracaibo solo viví hasta los 8 años, pero yo la llevo en mi corazón a donde quiera que voy.
Es en mis cuadros, donde vuelven a mi mente las imágenes y en especial esos colores tan tropicales de la mi Maracaibo amado, ciudad que es calor, agua de coco, alegría, casas tradicionales que sobreviven en medio de la modernidad con su delirante paleta de colores vivaces de sus fachadas, pero en especial Maracaibo es el gran lago con acceso al mar que vemos todos los días y  es el amor de un pueblo a nuestra Virgen del Rosario de Chiquinquirá “La Chinita”.  Es a su vez, mi devoción a la Virgen María lo que me acerca al arte, con el deseo de pintarla y a su vez a la religión católica.
Son estos colores tropicales que veía a diario en Maracaibo a través de las mantas guajiras, en el lago azul infinito, las frutas, las flores que vienen a marcar mi trabajo en la pintura. Yo, nací para pintar a La Virgen y para pintar teniendo como norte: los colores cálidos de nuestro trópico. A su vez, es en el arte popular donde mi corazón vuela, y mi alma de niña a través del pincel se acerca al mundo del arte naif.

 
También doy gracias a Dios por mis padres don José Alejandro de Las Mercedes Uribe Uribe y Nubia Betancourt Montonoya, ambos son antioqueños colombianos, mi padre viene de la casta de los Uribe de Yarumal Antioquia y mi madre es mezcla de sangre francesa con paisa. Entonces con el orgullo de haber nacido en Venezuela, tengo a la vez el honor de tener sangre colombiana.
Yo soy marabina & paisa a la vez, yo soy caribe con vino francés y soy devoción a Dios y a la Virgen. Por eso, yo digo siempre: “Dios y el arte me salvan de la locura”, porque el arte me ha permitido encontrarme con otra parte de mi ser, y hacer catarsis en medio de los momentos duros de la vida, y porque Dios y el arte le dan alegría a mi vida, esa alegría que yo quiero reflejar en estos trabajos, que son una pequeña oración silenciosa en cada trazo.

Bendiciones,


Alejandrina Uribe-Betancourt
También pueden visitar estos otros blogs de mi autoría

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada